miércoles, 14 de mayo de 2014

La profecía de Vincho


Heddel Cordero
Los dominicanos estamos siendo testigos de dos tipos de delitos que no caben en el diámetro mental  de nuestro asombro y que eran propios de países con mayores complejidades sociales que el nuestro. Delitos que se veían lejos, pero que estaban en el litoral de nuestra miopía. Hablo de sicariato y  secuestros. Que es como hablar de espanto y estupor.

Estos dos horrores nos tienen llenos de pánico y no es para menos. Dicen las autoridades que los sicarios del patio responden a estructuras internacionales que dirigen a distancia sus macabras acciones.

Esto hace más difícil el combate y la prevención del crimen. No creo que el brazo de la justicia nuestra llegue tan lejos. Este panorama me hace recordar al Dr. Marino Vinicio Castillo, cuando en sus intervenciones por televisión y en algunos artículos de periódicos, pedía a Dios para que cuando llegaran estas perturbaciones sociales al país, el Señor nos encontrara confesados. Lo que para muchos lucía una extravagancia del Dr. Castillo en ese momento, es posible que hoy constituya una profecía. Es decir, que aquello que el Dr. Castillo anunciaba como la “colombianización del país” y que muchos llamaban fábula, hoy es portada de los periódicos y tema diario de debate para los comentaristas de radio y televisión del país. Ciertamente no sabíamos que estábamos tan cerca de todo el horror que anunciaba el Dr. Castillo y que hoy nos hace reo de una novedad delictiva que se populariza localmente y  llena de pánico a la familia dominicana.

¿Estamos preparados para enfrentar con éxito estas estructuras criminales? ¿ Está la justicia dominicana calificada para luchar  contra estos gorilas ?

Pongo en duda las respuestas.

De lo que sí estoy seguro es, de que matar por encargo y secuestrar para pedir dinero a cambio es “ponerle la tapa al pomo” al delirium tremens de nuestra sociedad.
http://listin.com.do/puntos-de-vista/2014/5/14/321823/La-profecia-de-Vincho